<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d17665852\x26blogName\x3dArgon%C3%A1uticas+2.0\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://argonauticas.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://argonauticas.blogspot.com/\x26vt\x3d-7909358320680329614', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Argonáuticas 2.0

Detectivismo Literario

Boquitas Pintadas

domingo, octubre 30, 2005


Ya comentamos en un post anterior que Overheard in New York es una página que muestra un listado diario de conversaciones escuchadas en las calles de Nueva York que, luego, son registradas y enviadas por colaboradores espontáneos. Lo que no habíamos dicho es que el hallazgo de esta maravilla de la literatura fugaz llegó a nosotros gracias a la recomendación de Daniel Pratt, editor de la revista digital panfletonegro.com la cual se puede visitar pulsando levemente Favoritos en el link correspondiente a la derecha de este blog.

No sé si será una casualidad (posiblemente lo sea), pero la edición de hoy domingo trae consigo una serie de comentarios chispeantes de mujeres jóvenes. Jóvenes y muy despiertas, pese a lo que puede hacer pensar el comienzo del suave otoño.

De pronto, dan ganas de traducir los comentarios, pero existe uno que otro juego de palabras entre título y contenido que se perdería irremediablemente, de manera que lo dejamos todo tal como y está. Valga, como breve digresión, comentar al vuelo que esto será en pocos años lo mismo que ejercitar el búlgaro, pues entre la mezcla de pedagogía y geopolítica bolivariana, actualmente se estudia el interesante proyecto de suprimir el inglés en los colegios y sustituirlo por el portugués. Es difícil comprender el punto pedagógico, pero sí el geopolítico: Brasil está más cerca.

Puesto que el día declina en este lado de la curvatura del planeta, puesto que no parece ser momento para mucho más que una sonrisa, aqui va una selección de lo que (al menos para mi gusto), son los más divertidos de este domingo 30:

The New Fragrance from Axe and Old Spice

Girl #1: I actually showered before I saw you today,
aren't you impressed?
Girl #2: Uh, yeah.
Girl #1: Yeah, I had to...I smelled like old sex.

--Republic, Union Square

Overheard by: Sasha

For Once NC-17 is Healthier Than PG

High school girl #1: So what made you think that you were PG?
High school girl #2: Why do you think a woman would think she was pregnant?
High school girl #1: I don't know, you had sex?
High school girl #2: Well, I missed my period. I am sure I was pregnant. Isn't that how it
works?

--3 train

Overheard by: mickthequick

Spring Forward, Whore Back

Chick #1: Maybe I'll sleep with him this weekend.
Chick #2: Oh, is it that time of year again?

--Dallas BBQ, 8th Avenue

Overheard by: djlindee

Then You Should Be Reading This Site

Fliers guy: Here ladies--free comedy show.
Tourist girl: No, thanks.
Fliers guy: Come on. It's free.
Tourist girl: Yeah, but, we don't like humor.

--Times Square

Overheard by: Ashley Gordon

Etiquetas:

Por P. E. Rodríguez/R.Coll, 1:34 p. m. | Enlaces | 0 comentarios |

Been Lolita

sábado, octubre 29, 2005



En mayo de 1975, Vladimir Nabokov aceptó participar en Apostrophes, aquél antiguo y brillante programa de entrevistas conducido por Bernard Pivot. Nabokov no era dado a tales excesos de aparición mediática y es posible suponer que, en ese momento, su decisión pudo estar relacionada con un fin eminentemente pragmático: Apostrophes era una programa de mucha influencia en Francia y Nabokov acababa de publicar su versión francesa de Ada o el Ardor.

Nabokov solía exigir ante cualquier entrevista una trascripción literal de las preguntas a las que, luego, él respondía por escrito. Esta curiosa precaución hace que la entrevista de Apostrophes sea, en realidad, una lectura de respuesta quizá algo forzada pero, en todo caso, absolutamente brillante.

En un momento de la entrevista, Bernard Pivot pregunta:

«Nabokov es Lolita», es la ecuación de siempre. ¿No acaba molestándole el éxito de Lolita, tan considerable que se puede pensar que usted es el padre de una única niña algo perversa?

A lo que Nabokov responde, con los ojos fijos en el papel y un tono de vocales largas y rugiente:

Lolita no es una niña perversa. Es una pobre niña que corrompen, y cuyos sentidos nunca se llegan a despertar bajo las caricias del inmundo señor Humbert, a quien una vez pregunta: «¿Siempre viviremos así haciendo toda clase de porquerías en camas de hotel?» Pero respondiendo a su pregunta: Su éxito no me molesta. Yo no soy Conan Doyle quién, por esnobismo o pura estupidez, prefería ser conocido como autor de una historia de África (risas), que imaginaba muy superior a su Sherlok Holmes. Y es muy interesante plantearse como hacen ustedes los periodistas, el problema de la tonta degradación que el personaje de la nínfula que yo inventé en 1955 ha sufrido entre el gran público. No sólo la perversidad de la pobre criatura fue grotescamente exagerada sino el aspecto físico, la edad, todo fue modificado por ilustraciones en publicaciones extranjeras. Muchachas de 20 años o más, pavas, gatas callejeras, modelos baratas, o simples delincuentes de largas piernas, son llamadas nínfulas o "Lolitas" en revistas italianas, francesas, alemanas, etc. Y las cubiertas de las traducciones turcas o árabes. El colmo de la estupidez. Representan a una joven de contornos opulentos, como se decía antes, con melena rubia, imaginada por idiotas que jamás leyeron el libro. En realidad, Lolita es una niña de 12 años mientras que Mr. Humbert es un hombre maduro, y el abismo entre su edad y la de la niña produce el vacío entre ellos; entre ese vacío, ese vértigo, la seducción, atracción de un peligro mortal. En segundo lugar, la imaginación del triste sátiro, convierte en criatura mágica a aquella colegiala americana tan trivial y normal en su género como el poeta frustrado Humbert lo es en el suyo. Fuera de la mirada maníaca de Mr. Humbert no hay nínfula. Lolita, la nínfula, sólo existe a través de la obsesión que destruye a Humbert. Éste es un aspecto esencial de un libro singular que ha sido falseado por una popularidad artificiosa.

Una respuesta sensible, irónica, brillante.

El resto de la entrevista (o al menos parte de ella), puede leerse ahora mismo en la página de la revista Enfocarte

Etiquetas:

Por P. E. Rodríguez/R.Coll, 1:33 p. m. | Enlaces | 1 comentarios |

Ola en alta mar

jueves, octubre 27, 2005



Acabo de encontrar una imagen ampliada de la maravillosa xilofragía de Katsushika Hokusai, (un grabador japonés que realizó su obra en las postrimerías del riguroso período Edo japones y que fue admirado por autores Occidentales como Claude Monet y Toulouse-Lautrec), titulada bellamente como Ola en alta mar en kanagawa.

Ola en alta mar corresponde a una de las 36 xilografías compuestas por Katsushika Hokusai para representar diferentes vistas del monte Fuji. No las conozco todas, pero de las que conozco es esta la que siempre me ha parecido más impresionante. Si se observa con atención, en el poniente de la ola, se observará el elegante silencio del Monte.

Aquí puede verse una nítida ampliación de esta hermosa xilografía que, desde hace dos siglos, nos sorprende con su movimiento marino. La página también incluye imágenes de otras obras de la misma serie.

Etiquetas:

Por P. E. Rodríguez/R.Coll, 1:32 p. m. | Enlaces | 0 comentarios |

Notoriedad

lunes, octubre 24, 2005




Uno se encuentra con cosas muy curiosas. Apuntar esas cosas es, desde luego, el propósito de estas argonáuticas. Por ejemplo, acabo de caer en un blog titulado Doo La Vey, editado por Jamie S. Luxton III, de Kelowna, British Columbia, CA. El blog presenta esta divertida frase a manera de descripción (una combinación algo bizarra, sospecho):

A clever combination referencing three of my favorite things: Marijuana, The Church of Satan, and the french alphabet

En fin, el mundo está lleno de todo.

Sin embargo, el motivo concreto por el que vale la pena hacer la referencia es que poco después, aparece esta verdadera joya al patetismo de la notoriedad en un post reciente. Dice así:

You don't understand what kind of pressure I'm under. This blog was not meant to be merely just another blog. I'm trying to pioneer an artform here. And in all fairness, my efforts have been well rewarded by your enthusiastic appreciation.

Unfortunately, in order to maintain this appreciation it is almost an inevitability that I'll be forced to meet ever increasing expectations. And to meet these expectations, I am forced to go to ever greater extremes. It seems that some of you expect this blog to read like a transcript of a Jackass episode. I can tell you now that will not be happening anytime soon.

Es difícil saber si tal comentario puede estar escrito en serio o no. Sin embargo, con el paso del tiempo uno comienza a sospechar que cosas así se dicen de verdad. Con convicción. A fin de cuentas, no hay quien desdeñe la idea según la cual el precio de la fama requiere sistemáticos sacrifios, preocupaciones, evolucionados y fallidos golpes de efecto. Una razonable dosis de autodestructividad, por lo que puede verse.

La conclusión es clara: los jackass representan el extremo más cándido de la neurosis del éxito.

Etiquetas:

Por P. E. Rodríguez/R.Coll, 1:31 p. m. | Enlaces | 0 comentarios |

En todas partes

domingo, octubre 23, 2005


Un dato curioso. En la página de Overheard in New York: the voice of the city pueden encontrarse brillantes listados de trascripciones literales de las conversaciones callejeras. Estos listados se actualizan constantemente. El registro va desde lo hilarante hasta lo desesperadamente patético.

Un ejemplo a medio camino entre los dos es este fragmento, tomado del D Train, y titulado I Don't Get These New Strand Flyers:

Girlfriend: It's just that I give you pristine vagina and you give me used books.
Boyfriend: Your gratitude is staggering.


La literatura, como se sabe, está en todas partes.

Etiquetas:

Por P. E. Rodríguez/R.Coll, 1:28 p. m. | Enlaces | 0 comentarios |

Opening



De todos los oficios, quizá el oficio de lector sea el más alucinado, el más desesperado: seguir con la mirada un breve tren de diminutas moscas de azogue, encorvarse ante una página, aislarse del mundo en un gesto que intenta ser alerta, que renuncia a la necesidad de ser valiente.

De tanto en tanto, la recompensa brilla con el mismo encanto desmesurado de un hueso de dinosaurio, el hallazgo de un camafeo con una foto de época --incluso en un lugar a veces tan inhóspito como internet.

«Argonáuticas. Log book of ship» pretende (si es que pretende) ser un cuadernillo de notas que resgistre la emoción de esos hallazgos lectores que ocurren de tanto en tanto al navegar entre las aguas irreales de la red. Un registro discreto, vagamente anárquico. O a un paso más allá: la contabilidad de un camino de lecturas que es, también, una forma indirecta de construir la propia biografía.

Etiquetas:

Por P. E. Rodríguez/R.Coll, 10:10 a. m. | Enlaces | 3 comentarios |