<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d17665852\x26blogName\x3dArgon%C3%A1uticas+2.0\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://argonauticas.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://argonauticas.blogspot.com/\x26vt\x3d-7909358320680329614', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Argonáuticas 2.0

Detectivismo Literario

Consignas en clave poética

domingo, marzo 18, 2007

Puede parecer un chiste, pero va en serio: el precio que pagamos para que el bate Julián Isaías Rodríguez no perpetre demasiados episodios contra el sentido de la poesía es mantenerlo ocupado como Fiscal General de la República. Una solución lamentable, de acuerdo, pero un intento de solución al menos.

Con el bate Saab las esperanzas a que el desempeño público o la meditación sobre las alcantarillas hiciese un poco más leve el efecto poético han sido en vano. Nada más el año pasado se lanzó con un libro publicitado a toda página, tanto o más que una novela de Paulo Cohelo. La promoción repasó los 55.502.462 millones de bolívares.

Sabemos el tamaño de sus propósitos. Él mismo lo ha dicho: "quiero ser recordado como un poeta que quiso unir el arabismo con la indianidad".

No dudo que lo logre. De hecho, tengo la plena seguridad que el poeta Saab será recordado por ejecuciones aún más escabrozas.

Etiquetas:

Por P. E. Rodríguez/R.Coll, 11:29 a. m.

0 Comments:

Add a comment