<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d17665852\x26blogName\x3dArgon%C3%A1uticas+2.0\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://argonauticas.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://argonauticas.blogspot.com/\x26vt\x3d-7909358320680329614', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Argonáuticas 2.0

Detectivismo Literario

El Freud de las Camareras

domingo, octubre 21, 2007



En la época a la que me refiero, las modas curativas cambiaban rápidamente y muchos analistas de la línea conservadora habían terminado limpiando parabrisas en los lavaderos de autos. La palabra "terapeuta" hacía tiempo que estaba pasada de moda y había sido reemplazada por el viejo vocablo "psicoanalista". Quizá la creencia más extendida en ese momento en el mundo occidental fuera la convicción de que se podía penetrar en el misterio de la vida a través de la interpretación de los sueños y el análisis de exhaustivo de los primeros años de vida. Aquello era como edificar sobre las ruinas del confesionario y la reforma del papel de los padres en la educación de los hijos. El vocabulario freudiano se había introducido a fondo en el idioma corriente y cuando la camarera de los restaurantes para camioneros derramaba la cerveza decía: "Epa. fue un desliz freudiano". Si se le preguntaba qué quería decir con eso, contestaba: ¡Qué pasa con usted? ¿Nació ayer? Freudiano quiere decir escurridizo. Despabílese".


John Cheever, En: Oh, what a paradise it seems
Traducción: M. Rezzano De Martini

Imagen vía: allposters.es
Autora: Lizbeth Holstein

Etiquetas:

Por P. E. Rodríguez/R.Coll, 7:54 p. m.

5 Comments:

Rodrigo, esa novelita de Cheever es una joya. En Emecé la publicaron como "Parecía un paraíso" y más recientemnete como "Esto parece el paraíso". Pero más allá de esto el pasaje que posteas me hace recordar la furia psicoanalítica con la que convivo a diario en Buenos Aires, sin duda el lugar en el mundo donde hay más analistas y analizados por metro cuadro. Es que se trata de la ciudad donde la neurosis, como decía Arlt, mide alrededor de un metro ochenta.
gustavo valle | 23.10.2007 - 11:17 am |
commented by Anonymous Gustavo Valle, mayo 10, 2009 12:27 p. m.  
Hola Gustavo. Qué gusto tenerte por estos lados.

Efectivamente, ése pasaje de la novela de Cheever tiene unas implicaciones muy precisas en una ciudad como Buenos Aires.

A mi, en lo personal, no me sorprendería encontrarme a una camarera discutiendo con pasión sobre el problema de la forclusión del nombre del padre y la relación de ese concepto con la compleja relación inconsciente de Jacques Lacan con Sigmund Freud.

Por cierto: no te parece que ya sería buen momento para lanzarte a jugar con un blog?

Un saludo afectuoso.
aka rcoll | Homepage | 24.10.2007 - 1:33 pm |
commented by Anonymous aka rcoll, mayo 10, 2009 12:28 p. m.  
Sabes, Rodrigo, lo he pensado, digo, esto del blog, pero soy de naturaleza indeciso y me cuesta trabajo arrojarme por el balcón.
Igual, cualquier día de estos doy la sorpresa (principalmente a mí mismo)
Va un abrazo
gustavo valle | 24.10.2007 - 10:04 pm |
commented by Anonymous gustavo valle, mayo 10, 2009 12:28 p. m.  
Pues bueno, será un gusto recibirla.

Otro abrazo para ti, Gustavo.
coll | 25.10.2007 - 8:21 pm |
commented by Anonymous coll, mayo 10, 2009 12:29 p. m.  
NOTA OFF-THE RECORD:Un tiempo después Gustavo se decidió, de hecho, a tener un blog. Se llama The Cuatreros, y puede ser visitado justo aquí.
commented by Anonymous coll & rodriguez: detectives literarios, mayo 10, 2009 12:30 p. m.  

Add a comment